Cruce de caminos, cruce de culturas
Cruce de caminos, cruce de culturas

Hogar del Pensionista.

Antiguo Cuartel de la Guardia Civil de Castilblanco de los Arroyos

 

    En 1844 se había fundado la Guardia Civil, cuyo principal objetivo era la lucha contra los malhechores y delincuentes en el espacio rural, y en cierta medida, heredaba y aglutina las funciones de la Santa Hermandad y otros cuerpos regionales de la Seguridad Pública. Ya en 1857 nos consta que existe un puesto de guardia civil en Burguillos, insuficiente para atender también a los términos cercanos, por lo que en 1875 el ayuntamiento de Castilblanco solicita al gobernador de la provincia la instalación de un destacamento de Guardia Civil, aunque fuese corto el número de individuos, corriendo con los gastos de arrendamiento de las casas.

 

    Atendida la petición, como alojamiento o cuartel se habilitan los altos de las Casas Capitulares, no empleados para el ayuntamiento, donde se acomoda el destacamento desde 1876. En 1880 las necesidades de espacio para las oficinas municipales provocan la rescisión del contrato con la Guardia Civil que deben dejar las casas capitulares en un periodo de dos meses. Se decidió entonces trasladar el cuartel a la casa alquilada a Dª Victoria Ortega, la casa silla (diezmo de la iglesia), que requiere importantes modificaciones. En 1894, aún no se ha procedido al desalojo y la situación resulta bastante incómoda hasta que en octubre de 1900 se destina para casa Cuartel la nº 8-10, de la calle Ancha, sitio aún recordado como “del Cuartel Viejo”, arrendada a Francisco Falcón Brenes, y donde se alojan desde ese momento los cinco miembros del destacamento.

 

   Durante los años posteriores se crearán conflictos, dado que en las mismas proximidades se encontraban las escuelas públicas infantiles, la dueña de dichas casas alquiladas como escuela, realiza una denuncia en la que acusa al ayuntamiento de infligir el contrato al establecer en la zona una cuadra donde pernocta la caballería, perjudicando a la finca y siendo foco de infección. En respuesta a la demanda, el ayuntamiento solicita al maestro D. Anacleto Robledano Galán que retire la caballería y deje la habitación como estaba.

 

    Junto con el nuevo proyecto de la Casa Cuartel, que se levantaría en un amplio solar entre la calle Real y Salsipuedes, se contempla la posibilidad de construir colegios con casas para maestros, evitando los gastos de alquiler y proporcionando unas instalaciones adecuadas. Sin embargo el proyecto definitivo no contempló esta posibilidad.

 

    La atención a los cuerpos de seguridad y el gravoso alquiler de las casas para alojar a la Guardia Civil conduce a la presentación el 27 de junio de 1914 de un proyecto de construcción de Casa Cuartel en una casa con gran corral entre las calles Real y Salsipuedes, que adquiere el ayuntamiento. Su construcción, aunque costosa, evitaría dichos gastos de alquiler y proporciona a su vez unas instalaciones mejor acondicionadas para el servicio.

 

    Junto con el nuevo proyecto se contempla la posibilidad de construir colegios con casas para maestros, evitando los gastos de alquiler y proporcionando unas instalaciones adecuadas. Sin embargo el proyecto definitivo no contempló esta posibilidad.

 

    En 1919 se acuerda con el arquitecto D. José del Valle una visita para realizar sobre el terreno los planos de la nueva Casa Cuartel, cuyo presupuesto se presentaría a continuación. Una vez presentados estos, se procede al nombramiento de una comisión que los estudiará y se encargará de contactar con el arquitecto o maestro albañil.

 

    Con el proyecto aún en el aire, no aceptada la propuesta del primer arquitecto, meses más tarden se dan comienzo las obras de  acondicionamiento del terreno, para aliviar la demanda de trabajo de los obreros en el ayuntamiento. No será hasta agosto de 1921 cuando se aprueba definitivamente el proyecto de Casa Cuartel, realizado por el arquitecto D. Mariano González Rojas, que asciende a un total de 48.488,02 ptas. De acuerdo con este expediente, el edificio donde se sitúa actualmente el hogar del pensionista entre las calles Real y Miguel Hernández.

 

    Se trata de un edificio de una sola planta, que salva el desnivel entre ambas calles. Presenta una gran fachada compuesta por muros horadados por vanos y una portada central enmarcada con entablamento de pilastras adosadas que sustentan un frontón recto o remate triangular. Su interior se conforma en torno a un gran patio central, que servía de comunicador entre las diferentes dependencias del edificio, como eran el puesto de guardia, oficinas, cuartel, cárcel, servicios, cuadras, además de nueve viviendas unifamiliares.


    Fue utilizado como cuartel hasta los años 70, cuando se realiza un nuevo emplazamiento de este en un solar situado entre las calles Avenida España y Sevilla.

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Turismo Castilblanco de los Arroyos: oficinaturismocastilblanco@gmail.com